II MAGISTRAL CASINO DE BARCELONA. ¡HAGAN JUEGO SEÑORES!

Voy a dar mi opinión de lo que me ha parecido el torneo, ya que discrepo con el modelo organizativo. El torneo se ha disputado en la Sala Baccara del casino, una sala que habitualmente es una discoteca, situada en el sótano del casino, donde convive con los típicos juegos de azar. La Sala Baccara no es excesivamente grande, calculo que tiene un aforo aproximado de 100 personas sentadas. Aunque tampoco ha sido un gran inconveniente porque ningún día se ha llenado la sala de juego, algo normal si analizamos las deficiencias del torneo. Es difícil atraer al público a la sala de juego, cuando lo único que se hace es poner una pantalla gigante con las partidas de cada ronda. Además, las partidas a diario se podían seguir en directo por la Web de la Federación, sin tener que desplazarte de casa. Si realmente lo que se busca es despertar el interés del ajedrecista, lo que se debería hacer es buscar medidas más atrayentes para que los que acudan a la Sala de juego no se aburran, -porque seis horas sentado viendo una partida de ajedrez se le hace pesado hasta al mismísimo Kasparov-, como por ejemplo a través de auriculares introducir comentarios de las partidas en directo.

La ley que regula el juego prohíbe el acceso a los menores de 18 años al Casino. Esta circunstancia obligó a abrir uno de los accesos que sin entrar directamente por el Casino, puedes llegar a la misma Sala Baccara donde se disputan las partidas. Los mayores de edad podían escoger por donde preferían entrar, eso sí, si entrabas por el Casino te pedían el DNI o pasaporte y, para evitar pagar la entrada diaria de 4,50€ debías decir que ibas a ver el torneo de ajedrez.

Una vez concluidas las partidas, los menores de 18 años tenían vetada la entrada a la sala de análisis, ya que se tenía que salir de la Sala Baccara y entrar en el Casino propiamente dicho. Es una lástima, porque con estas medidas el mayor perjudicado es el ajedrez. Por citar a algún jugador menor de edad, Daniel Alsina no logró acceder a la sala de análisis. Otros tuvieron serias dificultades para acceder a la sala de juego y de análisis, por llevar ropa deportiva. La sala de análisis era una mesa de póquer y dos sillas con un tablero y piezas de plástico, sin comentarios. ¡Hagan juego señores! y ¡No va más! eran las frases más pronunciadas por los Croupiers. Mientras tanto un grupito reducido de personas seguían atónitos los comentarios de las partidas, los demás continuaban apostándose el dinero, con la cabeza cabizbaja puesta en la mesa de juego, sin darse cuenta que a pocos metros de ellos tenían al quinto ajedrecista del mundo, Vassily Ivanchuk.

Ivanchuk es un tipo realmente peculiar, uno de sus rasgos cuando analiza sus partidas, es que piensa en voz baja y se toca constantemente la ceja mientras medita cada jugada. Da la sensación que vive en su mundo de las piezas y, que no se percata de lo que pasa a su alrededor. Aunque algo lúcido si que debe estar, porque fue a saludar al Maestro Internacional José Manuel López, ya que habían coincidido hace unos días en el Aeropuerto, una vez concluido el Torneo Internacional de Karabakh, en Armenia. Pero para distraídos el Gran Maestro Viktor Moskalenko, que una vez terminó de analizar su partida con Ivanchuk, preguntó al público si la última ronda se disputaba a la misma hora que las anteriores.

Algunos jugadores que acudieron algún día a la sala de juego, aprovecharon las largas partidas para vender algo de lotería de su club. A mi ya me tocó la lotería, obtuve un preciado autógrafo de Ivanchuk.

Por lo demás, esperar que para sucesivas ediciones del torneo, el ajedrez esté mejor valorado dentro del Casino, aun sabiendo que difícilmente alcanzará cotas tan altas como el póquer, blackjack o la ruleta.

Saludos

Iván Pérez de Villar Framil

Me parecen sumamente injustos y parciales los comentarios vertidos sobre el torneo de Casino de Barcelona. Estoy de acuerdo en que todo es mejorable, pero si observamos la historia federativa con un poco de perspectiva nos daremos cuenta que jamás una junta directiva había organizado un torneo de este nivel, ni había conseguido un patrocinio monetario de estas características. En el caso de la Copa del Mundo de Barcelona, el papel de la Federación fue testimonial y la organización corrió casi exclusivamente a cargo del Ayuntamiento de Barcelona.

Traer al cuarto jugador del mundo no es tarea fácil cuando los recursos para la organización no son demasiado elevados. Primero, por tanto, habría que valorar el esfuerzo federativo para conseguir un patrocinador y para organizar un evento de estas características y en segundo lugar mirar atrás y observar si la situación ha mejorado respecto del pasado. La respuesta es evidente.

Quizás la persona que escribe desconoce que el local de juego, no es una elección federativa, sino que está “impuesto” por el único patrocinador del torneo que es Casino de Barcelona. ¿Qué debe hacer la federación? ¿Renunciar al patrocinio? O lo que es lo mismo, renunciar al Torneo porque no nos gusta la sala de juego o el hecho de estar rodeados de mesas de póquer vacías en la sala de análisis.

Parece que la persona que escribe no valora que la entrada sea gratuita, que los niños puedan acceder a la sala de juego a pesar de las fuertes restricciones legales en este tipo de locales, que las partidas se retransmitan por internet y en pantalla gigante, que haya un boletín modesto pero gratuito del torneo diariamente, etc. Lo único importante para algunas personas parece ser que la federación debe buscar entretenimiento a las personas que vienen a ver el torneo porque es aburrido ver ajedrez sin comentaristas.

Primero valoremos lo que se está haciendo y después apuntemos como mejorarlo, pero no intentemos destruir a través de la ironía y la crítica despreciando todo el esfuerzo de muchas personas para conseguir organizar un espectáculo de alto nivel ajedrecístico. Naturalmente que todo es susceptible de mejora: mejor local, más rondas, mejores y más jugadores, mejor sala de análisis, más despliegue técnico, comentaristas, las posibilidades son infinitas.

Bendita sea la frase: ¡HAGAN JUEGO SEÑORES! si una parte, aunque se ínfima de los ingresos de Casino de Barcelona revierte en ajedrez.

Por cierto, a muchas personas no les aburre ver partidas de grandes jugadores de ajedrez durante unas cuantas horas, aunque no hayan comentaristas para entretenerlos.

Antonio López Manzano

Yo también estuve en el II Torneo Magistral Casino de Barcelona, como espectador asiduo, ya que tuve la oportunidad de poder asistir los 4 primeros días desde inicio hasta fin. He de decir que estuve encantado con ello, y disfruté (y aprendí) más allá de lo que a priori mi modesta fuerza ajedrecística me hacía prever. Solo el hecho de que buena parte de los mejores jugadores que juegan en Catalunya (sean catalanes o no) se dieran cita en este torneo era ya para mí razón suficiente de interés, si encima podemos ver a Vassily Ivanchuk jugando…hasta me gusta jugar al póquer y perder si hace falta!!! Como aficionado al ajedrez, no me queda más que felicitar a todos aquellos que han hecho posible dicho evento, la Federació Catalana, entre ellos. Y me quedo con el buen sabor de boca que obtuve esos días, ya sea por las anécdotas surgidas, o viendo atónito como Ivanchuk era capaz de analizar la partida viva sin mirar al tablero. Todo puede ser mejorable, es verdad que el acceso al recinto era cuando menos restringido (por cierto gratuito), y los menores de edad no podían acceder a la sala de análisis aunque dadas las circunstancias por lo menos pudieron estar en directo en la sala de juego (esperemos que se tome nota de ello y se subsane para una futura ocasión).

Finalmente, quisiera expresar mi plena satisfacción y agradecer a la Federació el detalle de organizar dicho evento, al Casino de Barcelona por patrocinarlo, y por supuesto a todos los GM que participaron por sus interesantes partidas. Todo ello un buen recuerdo difícil de olvidar, por lo que intentaré volver asistir, y espero no perderme la última ronda.

Muchas gracias.

Francesc Gálvez

Por alusiones, le contestaré al Sr. López Manzano.

Dice: Me parecen sumamente injustos y parciales los comentarios vertidos sobre el torneo de Casino de Barcelona. 

Yo no ocupo ningún cargo federativo y, únicamente e intentado describir los aspectos del torneo que no han sido tan satisfactorios para algunos de los asistentes al Magistral.

Dice: Estoy de acuerdo en que todo es mejorable, pero si observamos la historia federativa con un poco de perspectiva nos daremos cuenta que jamás una junta directiva había organizado un torneo de este nivel, ni había conseguido un patrocinio monetario de estas características. En el caso de la Copa del Mundo de Barcelona, el papel de la Federación fue testimonial y la organización corrió casi exclusivamente a cargo del Ayuntamiento de Barcelona.

Sr. López Manzano, con este tipo de declaraciones nos está diciendo ¿qué las otras juntas directivas fueron un fracaso en su día buscando patrocinadores?, ¿busca una palmadita en la espalda en reconocimiento a su esfuerzo y, a sus palabras?

Dice: Traer al cuarto jugador del mundo no es tarea fácil cuando los recursos para la organización no son demasiado elevados. Primero, por tanto, habría que valorar el esfuerzo federativo para conseguir un patrocinador y para organizar un evento de estas características y en segundo lugar mirar atrás y observar si la situación ha mejorado respecto del pasado. La respuesta es evidente.

Vassily Ivanchuk es el quinto jugador del mundo según la lista publicada por la FIDE en octubre del 2005.

Pues sí, lo bueno también hay que decirlo, muy bien por la Federación Catalana por traer a jugadores del TOP TEN, por organizar un Categoría XV, por conseguir un patrocinador como el Casino de Barcelona y muchas más cosas que seguro que también se han hecho correctamente.

Sr. López Manzano sigo sin entender su empecinamiento  por mencionar el pasado, ya nos lo contará… 

Dice: Quizás la persona que escribe desconoce que el local de juego, no es una elección federativa, sino que está “impuesto” por el único patrocinador del torneo que es Casino de Barcelona. ¿Qué debe hacer la federación? ¿Renunciar al patrocinio? O lo que es lo mismo, renunciar al Torneo porque no nos gusta la sala de juego o el hecho de estar rodeados de mesas de póquer vacías en la sala de análisis.

No busque medidas tan drásticas ni haga demagogia, lo que hay que hacer es analizar los aspectos menos positivos del torneo y buscar soluciones para mejorarlos en futuras ediciones. Es así de simple.

Dice: Parece que la persona que escribe no valora que la entrada sea gratuita, que los niños puedan acceder a la sala de juego a pesar de las fuertes restricciones legales en este tipo de locales, que las partidas se retransmitan por internet y en pantalla gigante, que haya un boletín modesto pero gratuito del torneo diariamente, etc. Lo único importante para algunas personas parece ser que la federación debe buscar entretenimiento a las personas que vienen a ver el torneo porque es aburrido ver ajedrez sin comentaristas.

Usted solo recalca los aspectos positivos. No ha aportado ningún argumento para mejorar el torneo, al igual que no ha querido ver los aspectos menos positivos que yo le he mencionado en mi primer escrito.

Dice: Primero valoremos lo que se está haciendo y después apuntemos como mejorarlo, pero no intentemos destruir a través de la ironía y la crítica despreciando todo el esfuerzo de muchas personas para conseguir organizar un espectáculo de alto nivel ajedrecístico. Naturalmente que todo es susceptible de mejora: mejor local, más rondas, mejores y más jugadores, mejor sala de análisis, más despliegue técnico, comentaristas, las posibilidades son infinitas.

Lo que se ha hecho bien, usted ya lo ha descrito muchas veces, porque insisto, es lo que más le preocupa de cara a mejorar.

 

Saludos

Iván Pérez de Villar Framil

Buenas tardes,

Los que me conocen saben que no soy precisamente de los que aplauda siempre a la Federación Catalana, pero esta vez sí que lo merecen. Lo digo sin haber podido asistir ningun dia al torneo y sólo leyendo las crónicas. Hombre, yo creo que en todos los torneos hay problemas y cosas mejorables. Sin duda alguna, el Magistral del Casino también habrá tenido los suyos.

En este torneo se suma la complejidad de hacer un magistral de ajedrez con jugadores muy fuertes a la dificultad de organizarlo en el Casino, por el tipo de activdades que alli se desarollan y leyes que rigen esas instalaciones. Por lo demás, estoy seguro que los responsables de la Federación Catalana y del Casino de Barcelona han tomado buena nota de los aspectos mejorables y coordialmente tratarán de buscar una solución en futuras ediciones, que esperemos que las haya muchos años. Así que lo dicho, esta vez toca felicitar a la Federación Catalana, directivos, organizadores de la prueba, árbitro y retransmisor. Y por supuesto a los jugadores, los protagonistas.

Roger Rodriguez

Quisiera aportar mi granito de arena a este interesante debate. Antes de nada diré que valoro positivamente que se organicen torneos (tanto por parte de la FCDE como por organizadores privados) y entiendo que en muchos casos son los patrocinadores los que deciden el tipo y condiciones del torneo. Por tanto gracias a quien corresponda por haber traido a Ivanchuk a Barcelona.

Desde luego son factores positivos los que aquí se han destacado: entrada gratuita, boletin del torneo, retransmisión por internet y en pantalla gigante, ... También lo son algunos de los que aquí han aparecido como próximos retos: mejor local, más rondas, mejor sala de análisis, más despliegue técnico, comentaristas, ... Yo añadiría un factor que ya tomo como caballo de batalla personal: posibilidad de "bajarse" las partidas en la propia retransmisión por internet. Creo que no es un esfuerzo adicional muy grande y me parece muy positivo.

Y dejo para el final un comentario que me tiene algo confundido: "mejores y más jugadores". Aquí me asaltan algunas dudas pues realmente es un placer para la gran mayoría de aficionados el poder seguir de cerca a los mejores jugadores del mundo y veo muy positivo el haber tenido a Ivanchuk en Barcelona. Pero creo que a esa calidad se le debe acompañar de más jugadores de "aquí" (no sé si hay que poner catalanes o nacidos en Catalunya). Es como el Barça ideal: jugadores del "planter" junto a los mejores del mundo o el Madrid de Zidanes y Pavones que ganó la "novena".

Si se trata de dar oportunidades a los mejores para que puedan jugar más veces con gente como Ivanchuk: Illescas es una perfecta elección, Marc se ha hecho un sitio en la última lista y se podrían añadir más candidatos como De la Riva, Comas, Lopez, Magem, ... (si olvido a alguien, mil disculpas pues sólo es cansancio mientras miraba la última lista de elo en http://www.fide.com/ratings/topfed.phtml?ina=1&country=ESP -eso sí, añadiendo aquellos andorranos que son catalanes- )

Y si se trata de dar oportunidades a los jóvenes com mayor proyección: puede que en este torneo del Casino no tenga las condiciones más adecuadas y haya que intentar añadir otros torneos de categoría intermedia pensando en una selección catalana que ha ocupado muchas portadas en los diarios pero no acaba de conseguir patrocinadores que piensen en su futuro. No quisiera que se me malinterprete, entiendo que esta proyección de los mejores jóvenes es tremendamente complicada y la lanzo como reto tanto para ésta y próximas juntas de la FCDE como para posibles oganizadores privados.

Un saludo Antonio Torrecillas

 

 

 

 

  


 

1