Mi adversario del domingo pasado o

el jugador del "cabreo"

----------------------------------
Apreciados amigos,
pocas veces suelo confundirme con una persona, si estuve sentado durante horas y horas frente de la misma, luchando por un resultado digno.
De esta forma, tampoco fallé al contaros mi experiencia del domingo pasado con aquel señor de "cabreo".
Acaba de comentarme otro querido compañero de combate, que tuvo que enfrentarse también con él el año pasado:
Antes de empezar la partida y tocando al señor del cabreo de hacer la primera jugada, sacó una moneda de su bolsillo, la lanzó al aire y la recogió con el dorso de su mano, exclamando: "¡Cruz! Ahora voy a jugar d4; si hubiera salido cara, mi jugada fuera e4."
¡Vaya tío!

 

La próxima vez, cuando me tocará de jugar contra él, me pondré unos guantes de punto según la foto adjunta y moverá las piezas debidamente "forrado"; además por sufrir una angustia demostrada al reloj.
Al mismo tiempo le voy a preguntar, de qué sexo es, e.d. si es femenino o masculino para poder apuntar las jugadas bajo la columna "hombrecito" o "pollito".
Si hace una jugada, la comentaré con unos cabeceos muy negativos, murmurando unas expresiones inexplicables.
Si hago una jugada, la pronunciaré de forma errónea, p.e. Cf3 se convierte en Cf4.
Si protestará al arbitro por mi comportamiento, me disculparé profundamente, alegando que solo sea un pobre pecador.
Una vez sentado nuevamente frente al tablero, le pediré su nombre y apellido y le preguntaré por su sexo por haberlo olvidado.
Si ahora ya no se rinde voluntariamente, le regalaré la partida.
 

Saludos cordiales

Frank Mayer

 

Estimado amigo Toni,
durante la semana pasada y también ayer durante el Campeonato por Equipos me comentan, que "me haya pasado de la raya" con mi artículo "Mi adversario del domingo pasado......".
Si alguien se ha pasado de la raya, entonces es la actriz Pamela Anderson con su nuevos pechos.
Yo no! Y porqué no protestan, si creen que no estoy diciendo la verdad?!
Además me riñen 'de que el Sr. Mayer se meta con todo y todos'.
Sí, puede ser verdad, pero qué haría la prensa sin la aportación de los periodistas, cronistas, novelistas, reporteros y comentaristas?
Hace un par de días he leído una frase muy interesante:
                "¡Quién opina, quiere rebelarse!"
Te deseo un buen comienzo de la semana.
Saludos cordiales

Frank Mayer

 

 

 

 

  


 

1