Comportamiento incivico de algunos jugadores

Apreciados señores.

Hace ya algunos años que juego al ajedrez, y nunca antes me había pasado nada similar a lo que pude vivir el pasado domingo en la séptima ronda del campeonato por equipos.

Pues bien este pasado domingo fuimos a disputar la séptima ronda del campeonato por equipos en el encuentro correspondiente entre el C.E. Ampolla - C.E. Tortosa. Durante el transcurso de las partidas, a su primer tablero le sono el telefono mobil, llegando incluso a responder, cuando este señor colgo el telefono, les informamos que ibamos a reclamar la partida segun la normativa vigente, entonces algunos de sus jugadores empezaron a increparnos alterando notablemente el ambiente de las partidas, llegando incluso a molestar a los que aun teniamos partidas pendientes. Después de estos hechos, nuestro primer tablero no queria terminar la partida, después de convencerle de que la terminara para que asi los demas pudieramos también terminarlas y nos dejaran de increpar pudimos terminar las partidas, ademas su primer tablero volvió hacer uso de su telefono sin informar a nadie. Entonces cuando procedimos a rellenar lo que faltaba del acta, su delegado con un comportamiento que deja mucho que desear y con cierta prepotencia relleno su alegación para que nuestra reclamación no fuera atendida, poniendo incluso cosas que nosotros no estabamos informados y no sabemos si son verdad.

Pues bien señores quiero denunciar estos hechos ante ustedes para que no se repitan en ninguna circunstancia ni en ningun otro lugar ya que como bien saben existe un comite que decide si atienden las reclamaciones o no y se da una mala imagen de este deporte, lo malo de todo esto es el mal ejemplo que dieron a los niños que jugaban el domingo.

Por eso ruego a todos los presidentes, delegados y jugadores, que se informen e informen a los demas compañeros de club sobre las normativas y el comportamiento que se debe tener para que no se produzcan hechos incivicos ya que alteran sensiblemente el buen funcionamiento de este deporte, ya que como bien saben muchos de nosotros vamos a disfrutar con las partidas de cada domingo y no nos jugamos la vida en ello.

Gracias por su atención

Abraham Pla

Ciertamente, antes no era tan frecuente que, en caso de discrepancias sobre cuestiones de reglamento, se montaran "pollos" descomunales, hubiera gritos, insultos, conatos de agresiones incluso...no obstante a veces se daban casos. Pero hoy en día este tipo de incidentes va en aumento. Son un reflejo de nuestra sociedad, probablemente. También es cierto que a veces se da, aunque esa quizá no sea la intención, el mensaje de que "montando pollos" se consiguen cosas. Hay organizadores que ceden por no tener un escándalo, etc. El árbitro es la figura que se ha creado para ejecutar el desagradable deber de soportar el escándalo y, con correción en el trato-por supuesto- pero con la firmeza necesaria, imponer la decisión al follonero, sin necesidad de que el organizador deba pasar por tan desgradable trance. En el Campeonato de Catalunya por equipos, no obstante, no hay árbitros, con lo cual la cosa se complica, porque la gente tiende a creer que el resultado se puede "negociar" entre los que están en ese momento en el lugar de los hechos, "sin interferencias".

NOTA: Quede claro que estas reflexiones son de índole general y que no pretendo aludir a la conducta de los jugadores del club de l'Ampolla porque, lógicamente, no estuve allí y no puedo saber fehacientemente que pasó, ya que, al igual que el resto de lectores de AJEDREZ ND, simplemente he leído la crónica de una de las partes

Miquel Fernández Díaz

 

 

 

 

  


 

1