Ulf W. pone jaque mate a otros

 

 

 

 

Una entrevista reciente de la revista semanal

Der Stern (Alemania), dirigida al público en general y una tirada de un  millon. de ejemplares:

 

 

a un jugador de categoría preferente:

 

Sr. W., el Internet debe ser un paraíso para los jugadores de ajedrez.

Udes. tienen razón. Estoy jugando en torneos desde 1979 y al mismo tiempo he participado en el desarrollo de computadoras de ajedrez en los años 80 hasta el ordenador personal de hoy, y las posibilidades han aumentado considerablemente todavía. Esto no es ninguna comparación con las tardes en los clubes, que han acompañado a las generaciones de jugadores de ajedrez: allí se encuentra siempre a la misma gente, que por la milésima vez están jugando la misma apertura o defensa, que es correcto, pero “online”, si quiero, puedo jugar contra adversarios de todo el mundo.

 

¿Pero de todo el mundo? ¿Como los encuentra?

Si voy “online”, tengo en la pantalla el globo del mundo delante de mí y veo puntitos rojos. Detrás de cada puntito, habrá alguien “online”, a quien puedo desafiar: por ejemplo, veo que hay un jugador joven con mi nivel de juego en Buenos Aires o Santiago de Chile, al cual le puedo ver con su foto y su cifra de Elo, que tiene su atracción.

 

¿Elo?

Elo es una cifra de valoración, la cifra internacional. Un campeón del mundo oscila sobre 2800 y personalmente me encuentro algo por encima de 2000. A base de la cifra de Elo puedo apreciar que nivel tendrá mi adversario.

 

¿Cuántas partidas Ud. ha jugado ya en el Internet?

Un momento....ahora mismo ya tengo exactamente 916

partidas “blitz”, de 3 minutos de juego por jugador. Las tengo todas archivadas en el disco duro, que posteriormente puedo analizar.

Debo admitir muchos fallos, pero también unas partidas brillantes.

 

¿Su partida favorita?

Justo en este momento, la partida 564 del 23 de octubre 2004. En aquella ocasión puse jaque mate a “Voltaire”, un italiano muy bueno y con Elo superior a mi. Esta ha sido una gran cosa de derrumbarle.

 

¿Y Ud. se entrena en la red para torneos de ajedrez?

Sí. Mi equipo está jugando en preferente, pero queremos subir a una categoría superior.

 

Entonces le deseamos mucha suerte. Pero, perdone Ud., pero perdone Ud., no se puede hacer trampas fácilmente estando “online”?

¿No se podría colocar una computadora de ajedrez a su lado, que me indica las jugadas?

Correcto. Pero está prohibido y también se controla dentro de sus posibilidades. Por este motivo, cada tarde o noche se echa dos o tres jugadores, que no respetan las reglas. Solamente existe un espacio en el servidor de ajedrez, donde se permite esto: Allí están jugando centauros: personas con el apoyo de un ordenador. Medio humano, medio máquina., esto es ideal para practicar como la natación con aletas.

 

¿Pero a Ud. una computadora de ajedrez todavía ayudaría, tomando en cuenta su nivel?

Los programas de ajedrez son buenos para combinaciones, mejor que el ser humano. Pero estratégicamente y por el juego, las personas no son tan mal. En este caso, al menos somos iguales.

Y también hay posiciones, que exigen demasiado a los programas. Pero mediante el programa tengo un asistente en casa, que juega a un nivel mundial.

El mismo me sirve también, si se da una retransmisión en vivo de un campeonato mundial por el Internet; para ver, que jugadas efectuaría el programa en las mismas situaciones. Hace poco p.e.

En Argentina, los mejores 8 jugadores del mundo se reunieron para competir por la sucesión de Kasparov. Verdaderamente, ha sido una gran oportunidad de seguir cada noche 4 partidas de las 8 de la tarde hasta medianoche y reflexionar sobre las mismas.

 

Ahora hablando entre nosotros: ¿Cuantas veces se encuentra “online” para jugar al ajedrez?

Durante el verano suelo jugar menos, pero durante el otoño y el invierno estoy jugando “online” dos tardes o noches durante la semana, una en el club y una con el equipo. En la red gustosamente estoy jugando desde las 22 hasta las 24 horas, si mi mujer ya está durmiendo o los domingos muy temprano, si ella todavía está durmiendo. Después preparo el desayuno y después sigo jugando un ratito.

 

...¡Ólala!

Sí, ya lo sé, mi mujer es un correctivo. Si sería soltero, dedicaría más tiempo para jugar en el Internet.

 

traducido por Frank Mayer

 

 

 

 

  


 

1