La metedura de pata del año 2006

Quisiera comentar brevemente el artículo aparecido el la sección 'Ajedrez y Cultura' titulado 'La metedura de pata del año 2006'.
En él el Sr. Mayer cometa o transcribe un artículo del periódico alemán Frantfurter Allgemeine, firmado por el novelista holandés Tim Krabbe.
En dicho artículo se afirma que Deep Fritz 10 también se deja dar mate en una jugada y se especifica la posición en cuestión.
Siento curiosidad por la especialidad del Sr. Krabbe, si escribe novelas de ciencia ficción, de terror o cuentos para niños.
Tengo más de veinte programas de ajedrez, el más viejo es el SargonChess que funcionaba en mi Commodore 64, ahora emulado en PC, y el más nuevo de ellos es Deep Fritz 10.  Ninguno considera Cfd7 el tiempo suficiente para que el ojo humano se dé cuenta, al menos el mio.

 

Se me ocurre que el novelista podría haber hecho la prueba con un PC como el de la foto que adjunto. Pero quien sabe cual será la verdad....
 
Saludos.

Antonio Fernandez

Saludos,
 
A mi también me impactó la afirmación de que Fritz 10 se deja mate en una, así que acudí a la página que se citaba en el artículo de Frank Mayer para ver si en el texto original se comentaba algún truco para conseguir la "colaboración" del trasto de silicio. No conocía al autor, Tim Krabbé, pero una ojeada rápida a su página ( http://www.xs4all.nl/~timkr/chess2/diary.htm ) me convenció enseguida de que era muy recomendable.
 
Efectivamente, el asunto tiene truco.
 
Nuestro amigo Frank Mayer publicó el fragmento del artículo en el que se decía que Fritz hacía la horrible Cd7, pero por descuido omitió la explicación del autor. Lo que hizo este ingenioso hombre fue fijarse en que el programa desconoce una sutileza del reglamento referente a las tablas por triple repetición y no sabe que en ciertos casos una posición puede repetirse tres veces sin que exista la posibilidad de reclamar tablas por triple repetición. Sorprendente, ¿verdad?
 
Lo que ignora Fritz por un curioso bug es que, en caso de que en la primera de las posiciones que se repiten sea posible una captura al paso, la segunda repetición de esa misma posición, en la que esa captura ya no sería posible, no sería computable para reclamar unas tablas fotográficas dado que a efectos de reglamento se considera que, al variar el abanico de movimientos posibles, también cambia la posición. Lo mismo sucede con el enroque: si en una posición se puede enrocar y en otra posición idéntica el enroque ya no está permitido (porque se haya movido el rey, por ejemplo), las posiciones pasan a ser distintas de cara a la repetición.
 
En el caso que nos ocupa, lo que hace el astuto periodista es poner a Fritz con gran desventaja para que busque las tablas y a continuación aprovecharse del error de programación. La trascripción de la partida que prepara el periodista y que lleva al diagrama del mate en una es la siguiente:
 
1.e4 Na6 2.Bxa6 d5 3.Bf1 g5 4.Qh5 Nf6 5.Qd1 Nd7 6.e5 f5 7.Qe2 Nf6 8.Qd1 Nd7 9.Qe2 (no se da el mate voluntariamente para forzar una segunda repetición que como hemos explicado no es tal) Nf6 10.Qd1 El momento que recoge el diagrama tramposo. Fritz propone Cd7 porque cree que hace tablas inmediatamente y, como asegura el articulista, se deja dar mate en una.
 
Ingenioso, ¿no os parece?

Lluis Delgado

Ciertamente no leí con atención el contenido de la web de Tim Krabbé, por lo que me tengo que comer con patatas todo lo que dije sobre él. Uno ya ve 'conspiraciones judeo-masónicas' en todo lo relacionado que el famoso mate en una.

Muy curioso el fallo de programación de Chess Base, pero también de otros muchos programadores que no han tenido en cuenta ese 'detalle' en la ejecución de las tablas por triple repetición.

Volviendo al 'bug' humano, en la misma web se menciona otro caso de alto nivel con el mismo esquema de mate: caballo blanco en f8, dama blanca en e4, rey negro en h8.

Se produjo en la patida Bellini (2485) - Gashimov (2580), disputada en la Olimpiada de Bled 2002, donde ni el blanco ni el negro repararon la posibilidad del mate en una.

Lo que no se dice es el tiempo que les quedaba a los jugadores cuando se produjo la omisión. De4 era la jugada 50. Me sigue costando pensar que tuvieran más de veinte segundos para cada movimiento. Con treinta minutos para el blanco no creo que la partida hubiese terminado en tablas.

Saludos.

Antonio Fernández