Mis primeros 25 años federado en ajedrez:

Este próximo mes de septiembre hará 25 años que me federé por primera vez en ajedrez. En este tiempo sólo he estado en dos clubs: 24 años en el Sant Martí y uno en el Cecob, los dos de Barcelona. ¿Por qué? Pues porque mi objetivo ha sido siempre construir una entidad con futuro.
La gente que cambia demasiado de club, suele tener un problema. Puede ser que cuando te federas por primera vez caigas en un club que no se preocupa por los socios y que no organiza ninguna actividad para ellos. Pero una vez te vas se supone que mejoras la elección.
De acuerdo. El ajedrez es un deporte minoritario, no tenemos apoyo de ningún gran medio de comunicación y muchas veces de los pequeños tampoco. Pero, algún club ofrece información a los medios de comunicación locales de las actividades que hace? Si no lo haces seguro que nunca te publicaran nada. Internet también ha matado bastante la vida asociativa. Contra esto sólo se puede luchar ofreciendo cursos o torneos puntualmente o un día fijo por semana. I que me perdonen los fans de jugar por internet, pero yo cuando juego quiero una persona delante. Sin relaciones sociales ni el ajedrez ni ninguna actividad humana valen nada.
Para mí un club sin niños y que no pide subvenciones no puede funcionar bién. Si no tienes futuro y no tienes dinero no sé a que aspiras. Claro que mucha gente que juega al ajedrez sólo quiere que cuando llega al club le hayan puesto el tablero y el reloj, pero no es mi caso.
Hay clubs de ajedrez que funcionan muy bién, pero creo que son una minoría. La mayor parte tienen una junta directiva que no hace nada. Y algunos peor todavía, ya que los propios dirigentes acaban perjudicando el futuro de la entidad. También hay clubs que se han montado para ganar dinero. Esta es una filosofía totalmente legítima, pero opuesta a la mía. Yo soy voluntario, debido a que para ganar dinero ya tengo un trabajo.
Para ser miembro de una junta directiva no sólo hay que tener ganas de trabajar, si nó que también hace falta una cierta formación. A hacer las cosas bién se aprende con los años, yendo a reuniones informativas, haciendo cursos de formación para entidades si alguien ofrece y viendo qué hacen los otros clubs, comparanlo con lo que haces tú.
Por supuesto que la contabilidad de una entidad ha de ser impecable.
Si nó estamos perdiendo el tiempo.
Cada año hay que fijarse unos objectivos y intentar conseguirlos. No pasa nada sino se consiguen. Lo importante és trabajar para hacerlos posibles y si no se consiguen variar la estrategia. Tampoco hay que tener prisa en conseguir los objectivos.
Es importante hacer cosas sostenibles en el tiempo. No tiene sentido como hacen algunos, gastarse una barbaridad de dinero en un torneo o en pagar jugadores un año, para que al año siguiente no se pueda hacer el torneo o tenga el 20% del presupuesto del año anterior. A subidas meteóricas siguen caídas estrepitosas. La história del ajedrez está llena de clubs así. Es mejor ir poco a poco y consolidar los objectivos.
Mi objectivo siempre ha sido trabajar por hacer una entidad grande y si puede ser que se dedique a alguna cosa más que a jugar a ajedrez.
Por eso es importante que cada socio se encuentre como en casa cuando entra por la puerta del club e informarlo frecuentemente de las actividades que se harán.
El futuro es imprevisible, pero si no se trabaja para mejorarlo difícilmente lo hará.
Lo tenemos difícil, per si no se hace nada, nunca saldremos del pozo.

Ricard Llerins

 

  


 

 

1