Para Debates:

 

La “No” – proliferación del ajedrez

 

Estimados caballeros del ajedrez,

a continuación os expongo unos criterios, que tienen que ver algo indirectamente con la última frase del Editorial.

Me refiero a una cuestión, bastante frecuente últimamente, que existan opiniones entre los ajedrecistas, que el ajedrez que NO alcance el grado de un deporte de masas.

Ellos quieren seguir siendo una especie de elegidos por saber jugar bien al ajedrez.

El ajedrez es un deporte de elite y debe ser tratado como tal y dicen:

¡No queremos que otras personas aprendan al ajedrez!

¡Solo queremos quedarnos entre nosotros!

¡Somos un club de elegidos, donde no debe entrar la masa del pueblo inferior!

¡Tenemos la filosofía de los clubes elitistas ingleses del principio del siglo pasado, donde ni debían entrar las mujeres!

Os cito un ejemplo de una época no tan lejana:

hasta mediados de los años ochenta siglo XX, no podían entrar mujeres en el Club de Natación de Barcelona por ser un club de hombres, de hombres verdaderos.

Como directivo de la Asociación Deportiva del Colegio Alemán, había gestionado también unos cursillos de natación para los/las jóvenes alumnos/as alemanes/as, usando las instalaciones deportivas de dicho Club.

Un día me llamaron al despacho, que venga urgentemente a la Barceloneta por haberse “desviadas” dos chicas, que se habían puestas en bikini en la playa del Club para tomar el sol.

¡Un horror! ¡Una absoluta decadencia de la moral!

¡Todos los yayos casi se morían de susto!

Con unas buenas palabras in situ podía salvar la engorrosa situación.

¡Debemos defender nuestros intereses personales y seguir siendo egoístas y no podemos permitir, que otros/as aprendan al ajedrez para hacernos competencia algún día!

 

Resumiendo: Nuestro lema debe ser:

“¿Espejito, espejito, quién es la más hermosa en todo el reino?”

                  

 

 

Saludos ajedrecistas Frank Mayer

Además de compartir la opinión del Sr. Frank Mayer, voy a dar algunas cifras que nos demostrarán la importancia que tienen los aficionados en el presente y futuro del ajedrez catalán.

Según estadísticas de la Consulta de Elo de la web de la FCE, a 10 de mayo de 2008 tenemos las siguientes licencias:

Entre 1700 y 1800 elo, 2909 licencias (44,13 %)

Entre 1801 y 1900 elo, 1004 licencias (15,23 %)

Entre 1901 y 2000 elo, 942 licencias (14,29 %)

- Estas 3 franjas juntas representan el 73,65 % de federados, con 4855 licencias de las 6591 existentes.
Aquí se encuentran la mayoría de aficionados.

Entre 2001 y 2100 elo, 741 licencias (11,24 %)

Entre 2101 y 2200 elo, 468 licencias (7,10 %)

Entre 2201 y 2300 elo, 296 licencias (4,49 %)

- Estas 3 franjas juntas representan el 22,83 % de federados, con 1505 licencias.
Aquí se engloban los jugadores de nivel medio - alto, la mayoría sin titulación.

Entre 2301 y 2400 elo, 131 licencias (1,98 %)

Entre 2401 y 2500 elo, 56 licencias (0,84 %)

Entre 2501 y 2600 elo, 38 licencias (0,57 %)

Entre 2601 y 2700 elo, 6 licencias (0,09 %)

- Estas 4 franjas representan el 3,48 % de federados, con 231 licencias.
Aquí se engloban la mayoría de titulados, desde MC hasta GM.

Quiero insisitir una vez más en la importancia de hacer Opens y otros Torneos, más atractivos para los aficionados, con inscripciones económicas y emparejamientos más justos.
Es importante también que se respete el derecho de participación de los "jugadores de café" en el Cataluña por Equipos, y no utilizarlos solamente como "reservas", pues una competición tan importante y con tanta tradición debería poder disfrutarla todo el mundo.

Son estas competiciones por equipos las que más pueden unir a los jugadores de un Club, y crear un sentimiento de equipo, pero para eso hay que dejar a la gente que juegue y no discriminar siempre a los mismos jugadores, cuando no hay plaza para todos.

Este año cada domingo tuvimos aprox. 2640 jugadores en el por Equipos, pero para una FCE con 6591 licencias, bien podría decirse que muchos prefirieron hacer otras cosas antes que madrugar para ir a jugar al ajedrez. Lamentablemente, algunos de los que habrían podido ir a jugar no siempre tuvieron la oportunidad, debido a que tenían poco elo y su Club no inscribió suficientes equipos para todos, ante el inconveniente de que algunas semanas faltaran jugadores para completarlos.

El día que seamos capaces de conseguir una mejor normativa de participación en el por Equipos, que nos de a todos las mismas oportunidades y no se nos discrimine por el elo, habremos conseguido realmente un Campeonato de todos y para todos.

Para mi, como aficionado, la mejor manera de hacer grande el Ajedrez es que todo el que se acerca a este deporte encuentre ventajas y sastisfacciones, en vez de inconvenientes y políticas discriminatorias. Los aficionados deben poder disfrutar del ajedrez, aunque convivan con el ajedrez de élite, que también hay que seguir cuidando y fomentando.

Los aficionados de hoy son los Maestros y Maestras de mañana. No lo olvidemos.

Francisco Cano.

 

 

 

 

  


 

 

1