Sobre el ritmo de juego y la prensa.

 

Realmente la FIDE nos tiene acostumbrados a anunciar noticias desconcertantes, y así parece ser este nuevo acuerdo sobre el ritmo de juego. Sin embargo, tras analizarlo, le encuentro su sentido.

 

Verán, lo que no tenía lógica era pasar de disputar el título mundial en sesiones de siete horas a disputarlo en sesiones de cuatro. Eso sólo consiguió generar malestar en un alto número de jugadores, excepto en aquellos que consideraron que sus resultados deportivos podían ser mejores así.

 

Si el 90+30 tuvo éxito, fue porque le venía y le viene bien al ajedrez aficionado, no porque sea el idóneo para el ajedrez profesional.

 

Analicemos la futura situación en que quedarán los torneos:

 

A)                           Los torneos por el título mundial o en los que participen los jugadores de elite, se decantarán por el ritmo largo.

B)                           Los torneos válidos para normas, es decir, abiertos internacionales, cerrados que no sean de elite y torneos importantes por equipos, se decantarán por la sesión de cinco horas.

C)                           El resto de torneos, los de aficionados, los de equipos locales, etc. podrán seguir jugando a 90+30, un ritmo más compatible con jugar y desplazarse, con jugar y trabajar o con jugar y atender a la familia.

 

Ello conducirá a una cierta estratificación lógica del ritmo en un torneo y del nivel Elo de sus participantes.

 

Sólo hay un tipo de torneo al que veo que esta decisión afectará seriamente. Se trata de esos torneos de escasa media Elo, pero válido para normas, que acostumbran a organizarse en pocos días jugando mañana y tarde, y en donde las condiciones para los maestros no suelen ser nada buenas. Evidentemente jugar dos sesiones de unas cinco horas en el mismo día es muy cansado, pero hacerlo cuatro días seguidos no es nada aconsejable. Que desaparezcan bastantes de estos torneos, me parece un daño colateral asumible.

 

Es verdad que en algunos torneos esa hora de menos, o de más, decide el que una redacción de periódico espere o no unos resultados. Pero no nos engañemos.... Los periódicos que reservan un espacio al ajedrez -y añadiría que a otros muchos deportes- son cada vez menos. La gente lee con mucha más avidez el conflicto producido ese día en el entrenamiento de un equipo de fútbol o las inteligentes respuestas de un entrenador a las inteligentes preguntas que ha recibido.

 

El medio de expresión natural del ajedrez es Internet. Explotémoslo con partidas en directo o con resultados casi instantáneos, preparémonos  para cuando, dentro de no mucho, el ADSL llegue a toda nuestra sociedad. Tal vez así no sea necesario que suspiremos porque un redactor de deportes nos ignore o nos mutile una noticia. ¡Pues qué le den!

 

Ricardo Montecatine

 

  


 

 

1