¿Qué recordaremos del IV Open de Sants? por David Vigo Allepuz

Y ya van cuatro ediciones de un Open que empezó con modestia y se ha consagrado como uno de los Opens de mayor participación de toda España, pero ¿dónde ha estado la calidad?.
En la primera edición recordaremos siempre a Oleg Korneev ganando con autoridad el torneo y aquella maravillosa partida que le enfrentó a Ramón José Abril y que tras seis horas de lucha acabó en tablas. De la segunda edición recordaremos como el sorteo del desempate dio como vencedor a Javier Campos, cuando de los tres desempates sólo tenía uno a favor, los otros dos eran favorables a Oratowsky. De la tercera edición recordaremos cómo en la última ronda Moskalenko se impuso tras seis horas de lucha a Josep Oms, declarándose así campeón con nueve puntos de los diez posibles, con gran ovación hacia el campeón en la entrega de premios.
¿Y este año?, como todas las ediciones destacar la gran labor del equipo organizador, encabezado por Toni Ayza. Una gran labor arbitral por parte de Carlos Salgado y todos sus auxiliares. Destacar la incorporación del torneo de fútbol sala, eso sí pudiéndose mejorar (los extranjeros, algunos de ellos lo desconocían).
En cuánto al torneo resaltar una brillante actuación de dos jugadores de las Islas Feroe, que acabaron desquiciando al campeón del año anterior Viktor Moskalenko (tuvo gestos muy despectivos hacia uno de los de las Islas Feroe (H.K.Simonsen), por primera vez le veo "enrocándose largo" en un torneo. En cuanto a la calidad del nivel mostrado en las partidas de los primeros tableros decir en mi modesta opinión que poco se ha podido disfrutar, un número 1 del ránking muy conformista en las últimas rondas.
Creo que sólo dos jugadores se pusieron las pilas, Javier Campos y Marc Narciso, este último se le escapó una posición de clara ventaja contra un Berzinsh muy luchador en la novena ronda que le dejó con pocas opciones a la victoria final. Espero y deseo que en el próximo año vuelva la calidad y la fantasía al Open de Sants para que todos podamos disfrutar del ajedrez.

Gracias por todo, esperemos que el año que viene el Open de Sants pasé de 400 jugadores.

David Vigo Allepuz

 

Como Director del torneo, me gustaría hacer constar, que solo tengo palabras de agradecimiento para todos aquellos, que desinteresadamente, colaboraron para que el Open de Sants pudiese tener una organización que muchos han calificado de ejemplar. Aunque hay que reconocer públicamente, que este año la gran cantidad de jugadores que se inscribieron, estuvo a punto de desbordar a la propia organización. 

Sin la colaboración de estos voluntarios, el Open no sería lo que es. El modesto presupuesto del Open se multiplica, gracias al trabajo desinteresado de muchos jugadores, y a la colaboración de muchos clubs, que aparte de participar, nos ayudan en las tareas organizativas. Por eso no me parece justo, que se critique a una persona que estuvo ayudándonos desinteresadamente.

En cuanto a la primera parte de tu escrito, en la retina me han quedado tres imágenes. La de un Victor Moskalenko, que a pesar de perder tres partidas, dio una lección de profesionalidad terminando el torneo. La de un Marc Narciso que luchó todas y cada una de sus partidas hasta el final. Y la de un Xavi Vila, como representante de una joven generación de jugadores catalanes, que año tras año se acerca cada vez mas inexorablemente a la zona del palco.

Toni Ayza

Director del Open de Sants

Saludos a todos. Después de leer las opiniones vertidas por los señores Vigo y Rodríguez, quisiera decir que estoy muy de acuerdo con el señor Vigo por sus reflexiones acerca del Open de Sants.
Desde que estoy jubilado cada vez estoy más interesado en el ajedrez, me gusta como espectador. El último día de Sants me acerqué con mi mujer a ver el ambiente. Me di cuenta que no era el mismo que el año anterior.
Me senté en las gradas y vi que sólo quedaban dos partidas en juego, una de ellas muy seguidas por dos hombres ( me supongo que el Sr.Vigo y el Sr.Gabarró), oí como decían que no se utilizaban los murales y lo iban a llevar ellos para que todos pudieran seguir la partida del Sr.Ávila.

El Torneo tiene un problema que es la entrega de premios, se hace demasiado tarde y eso produce que la gente no se quede, o se quede con muchos ánimos. Desde está humilde opinión les deseo a todos los que hacen posible el Open de Sants, un gran camino plagado de éxitos.
Se me olvidaba, a mis 75 años estoy como un chaval con esto del Internet. No sabía que se pudiera insultar desde Internet a alguien que está con unos murales y no sabe nada de lo que se produce en la red. Espero que el posible problema personal entre el Sr.Vigo y el Sr.Rodríguez se solucioné
.


Gracias, José Gómez Gómez.